La responsabilidad social

La reputación de una marca es su posesión más valiosa. Construirla es el resultado de un esfuerzo constante a lo largo del tiempo, no es algo que simplemente suceda. Independientemente de la actividad de cada marca, una buena reputación puede convertirse en el diferenciador más importante.

 

Actualmente vivimos una realidad compleja. No es tan fácil ignorar lo que sucede a nuestro alrededor cuando existen tantas formas de enterarnos de las crisis sociales y naturales que alguien más está viviendo. Cuando el panorama es tan desalentador, es una reacción normal de los consumidores sentir desconfianza hacia las empresas. La esperanza se pierde. Es aquí donde una buena reputación entra en juego.

 

A los ojos de los consumidores, una marca no es el producto o servicio que ofrece. Es todo el conjunto de valores y beneficios que representan en sus vidas. Es como cuando pensamos en nuestros amigos. Siempre los recordamos por su personalidad.

 

Y para que una marca tenga una personalidad agradable que siempre recordemos es muy importante implementar programas a través de los cuales pueda contribuir de manera positiva a su entorno. Esto es lo que se conoce como responsabilidad social.

 

Programas de responsabilidad social hay muchos. Parece que se convirtieron en una moda para humanizar las marcas. Pero es fundamental que lo que se haga tenga credibilidad. En muchos casos, los programas de responsabilidad social son incongruentes con el propósito de la marca o no son nada más que una estrategia de marketing disfrazada de acciones de ayuda.

 

El éxito de cualquier iniciativa socialmente responsable siempre radicará en la manera en la que se comunica todo. Mientras mayor transparencia exista en lo que se hace y el impacto de estas acciones, más claro quedará para los consumidores, lo que se traduce en una incomparable confianza hacia el programa y la marca.

 

En Tres60 Estrategia hemos trabajado a lado de muchas marcas que ha implementado acciones que han ayudado a mejorar varios aspectos de la sociedad, desde la desnutrición infantil hasta la educación y el bienestar integral de niños en situación de pobreza.

 

En otro post les platicaremos más sobre algunos de estos casos y los beneficios que han tenido tanto para las marcas como para la comunidad.

No Comments

Post a Comment